Atascados en las dunas del Sáhara (o el día que Jesús Calleja nos rescató)

10 de Enero de 2016 (Segunda Parte)

Después del almuerzo emprendimos camino hacia las entrañas del Sáhara. Allí se veían las montañas que indican la frontera entre Marruecos y Argelia, un recordatorio de lo lejos que estábamos. Pronto dejamos detrás los campamentos beréberes, con sus burros y dromedarios, pasando a un paisaje de arena total. Dunas por todas partes. Estábamos emocionadísimos, disfrutando cada centímetro del desierto que se imponía a nuestro alrededor, y con la expectativa de llegar a nuestro siguiente destino: el punto donde cambiaríamos nuestra yipeta por tres dromedarios en los que subiríamos a una duna a contemplar el atardecer en el Sáhara. Esto, por supuesto, luego de que Mohamed y yo explicáramos a Marcos y a Helen lo que es un dromedario. Que no, que no es un vehículo tipo 4-wheel para andar por la arena. Que no, que no es un camello porque tiene una sola joroba… Y así. Marcos no estaba del todo convencido de montarse en un dromedario, y pedía que no lo estresáramos más de lo necesario.

Absortos como estábamos mirando la inmensidad del Sáhara desde las ventanas de la yipeta, grabando videos y haciendo comentarios como “wow!”, nos tomó un poco de sorpresa cuando el vehículo quedó totalmente detenido. En primera instancia pensé que nos dimos una ‘enchivadita’ que se resolvería pronto, pero cuando vi que Mohamed comenzó a sacar arena de debajo de las gomas decidí apearme.

File Jun 15, 15 52 28

Nada que hacer

Marcos y Mohamed comenzaron a intentar sacarnos de la situación, con poco éxito. Yo vi que estábamos en medio de la nada, en un paisaje hermoso, y me pareció ideal para tomarnos fotos. Pero ya hasta Helen sacaba arena. Estaban ambos preocupados. Yo muy tranquila, porque no podíamos quedarnos allí para siempre. Estaba más enfocada en disfrutar y absorber todo lo que me rodeaba. Además, qué buena historia para contar, aquella de que nos enchivamos! Cuando Mohamed hizo una llamada por el celular para que nos fueran a rescatar, supe que no había nada que pudiéramos hacer, y motivé a Helen y a Marcos a que nos subiéramos en una duna a tomarnos fotos.

DSC03710

Nunca es mal momento para tomarse una foto en el Sáhara

En esas estábamos cuando en el horizonte aparecen tres vehículos tipo rally París-Dahkar, a todo dar, levantando tras de sí una polvareda, y flanqueando a una nuestra yipeta. Mientras nos vamos acercando se apea de los jeeps un crew de filmación completo, con todos sus equipos, y comienzan a grabar la escena. Un hombre rubio y muy en forma se acerca a Mohamed e intercambian impresiones. Inmediatamente acerca su todoterreno y saca su kit de herramientas. Mide la presión de los neumáticos, decide que ahí está el problema, los vacía de aire, saca un winche, se sube en el estribo y comienza a remenear nuestra yipeta, va a su vehículo, hala el nuestro, repite varias veces sus acciones hasta que saca nuestra sobrecargada yipeta del atasco.

DSC03734

El hombre en acción

 

Mientras este hombre hace todo eso, Helen y yo estamos paradas mirando la escena (y a los chicos del crew). Una única mujer que andaba en el grupo, y que iba vestida para la guerra, miró nuestro atuendo de arriba a abajo e hizo un comentario despectivo (mismo que yo devolví al instante, ocasionando que ella tratara de enmendar su actitud y comenzara a hacerme preguntas estúpidas). Yo aproveché que se acercó uno de los camarógrafos para preguntarle que qué era todo aquello, a lo que él me respondió con cara de pasmo (por mi ignorancia) que el hombre rubio y fornido era nada más y nada menos que Jesús Calleja, el aventurero más famoso de España, que se encontraba en el Sáhara rodando la última temporada de su programa de aventura. “Ah, ya”, respondí. Acto seguido el camarógrafo dice “os haré unas tomas chicas, para que salgáis en el programa”. Y así fue como terminamos metidos todos en un episodio del programa “Desafío Extremo”.

DSC03737

Pues sí, ese es

Sólo puedo imaginar la escena que encarnábamos. Nosotros en medio del Sáhara atascados, vestidos con un look especial para las fotos, Helen y yo hasta con pintalabios, y con el baúl del carro lleno a tope. Cuando nos preguntaron que cuál era nuestra ruta (claro, al ver estupefactos el baúl) y respondimos que íbamos a dormir en un campamento, nos miraron como bichos raros.

Cuando Jesús Calleja nos hubo sacado, intenté en vano que nos tomáramos una foto con él. Ahora se había atascado uno de los vehículos de ellos, y ya estaba el aventurero manos a la obra. Dimos las gracias, y seguimos nuestro rumbo, no sin antes, por si acaso, informar al grupo dónde nos estaríamos quedando.

Lo interesante de todo esto es el ambiente de solidaridad que existe en este tipo de escenarios recónditos, donde encontrarse con una persona ya es muchísimo. Es normal que las personas se detengan a ayudar si ven a otros en apuros. Por cierto, que a pesar de estar en medio de la nada, de esa misma nada aparecieron dos beréberes a curiosear durante la maniobra de sacarnos de allí (porque siempre, absolutamente siempre, tiene que suceder algo folclórico).

DSC03740

Los beréberes que salieron de la nada contemplan la escena

Pero la camaradería que se vive en los confines de la civilización es realmente impactante. Es vivir en carne propia aquellos cuentos que has escuchado sobre cómo las personas se ayudan entre sí en situaciones extremas. Afortunadamente, esta no fue una situación extrema, y aunque hoy lo cuento como si todo hubiese transcurrido en 20 minutos, lo cierto es que duramos más de una hora y media enchivados. Casi perdemos la oportunidad de ver el atardecer sobre una duna de las más altas. Pero Jesús Calleja nos rescató a tiempo.

Rumbo a las dunas!

Anuncios

2 comentarios en “Atascados en las dunas del Sáhara (o el día que Jesús Calleja nos rescató)

Responder a alteregomarruecos Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s