En qué mundo viven?

No soy psicóloga ni psiquiatra, ni pretendo serlo. Pero no deja de causarme curiosidad la psiquis de la élite gobernante, con el ex presidente Leonel Fernández a la cabeza. Lo digo sin sarcasmo. Me gustaría comprender ese trastorno que sale a flote cuando personas con serias carencias de índole afectivo, con enormes inseguridades, llegan a una posición de poder.

Ya en este punto, con poco más de dos meses de protestas a causa del déficit fiscal provocado por el manejo poco transparente de la cosa pública, este anillo no ha cesado de asombrarme con sus desatinos. Me pregunto si han perdido el norte de tal manera que ya les es imposible pensar con claridad. Mucho se ha dicho sobre el blindaje que se han construido, el cual incluye un Poder Judicial nombrado a dedo, el control absoluto del Congreso, y la compra de casi todos los megáfonos tradicionales en inventario en el país. No podemos tampoco dejar de lado el clientelismo hiperbólico, que ha hecho de un gran porcentaje de la población empleados superfluos o beneficiarios no meritorios de la maquinaria estatal.

Es normal suponer que una persona que se encuentre dentro de las altas jerarquías de ese círculo se sienta todopoderosa. Es que no es para menos. Pongamos el caso de un bodeguero que humildemente incursionó en la política, y en algún momento (y por supuesto apadrinado) se le presentó la oportunidad de sobreevaluar obras, con lo cual comenzó a amasar una inmensa fortuna. A pesar de las denuncias públicas y la demanda popular de que el bodeguero fuera llevado a la justicia, éste logra un curul en el Senado. Ahora sí es intocable, con su inmunidad parlamentaria salvaguardada por sus congéneres. Reflexionemos: Cómo podría esta persona no sentirse invencible?

Tenemos que entender, desde el punto de vista de ellos, que realmente se creen y se sienten superiores al pueblo dominicano. Y ésa es su perdición. Porque en esa megalomanía que exhibe Leonel, que lo lleva a insultarnos en un discurso patético, a promoverse como ser supremo en los escenarios nacionales e internacionales, a dejar bien claro quién manda en este país; en esa megalomanía se esconden sus peores inseguridades… Las del muchacho de Villa Juana que quería ser pero no era, pero que luego logró ser, y cuando logró ser quiso demostrarle a todos que ya era, y que era más de lo que podría haber imaginado, pues era nada más y nada menos que, en su mente, el dueño absoluto de la República Dominicana.

Y sólo así pueden comprenderse sus reacciones ante la afrenta de estos malagradecidos que hoy protestan. Porque le debemos estar agradecidos. Y por si quedaba alguna duda de que nuestro propósito principal es la gratitud hacia Leonel, él se encargó de darnos una lección, desfilando ante nuestras narices un conjunto de beneficiarios, asalariados o deudores, para enseñarnos cómo debe ser nuestra conducta hacia tan encomiable figura.

Vean ustedes, si se ponen en sus zapatos (cosa harto difícil) lo comprenderán. A él y a su grupúsculo. Y al hacerlo podrán ver que debido a esa burbuja de poder absoluto ellos simplemente no pueden comprender nuestros reclamos, ni las necesidades de un país que ellos quebraron, ni mucho menos encajar las críticas que les hacemos. Al no podernos comprender no nos saben combatir. No tiene nada que ver con el uso de redes sociales, ni con el segmento que protesta, es simplemente el comportamiento típico de la cúpula de una autocracia. Y saben lo que les termina pasando a las autocracias?

Anuncios

7 comentarios en “En qué mundo viven?

  1. Melina dijo:

    Beatriz, impecable. No puedo más que darte las gracias, porque refleja mucho mi sentir (y seguro el de muchos) del endiosamiento de esta clase política que nos ha tocado vivir en esta década.

  2. Chloé Gazón dijo:

    Muy buena Reflexión, las preguntas que haces en el inicio, son muy sencillas de responder. La Psicología ha respondido y demostrado como se fundamenta este tipo de Psique, todos los delitos cometidos a sabiendas de estan estrechamentes relacionados con conflictos paternales, que van desde abandono e irresponsabilidad tanto hacia al hijo como a la madre del mismo. Actualmente soy ayudante en una tesis doctoral sobre menores en conflicto con la ley , desde muy temprana edad se siembra la semilla que florecerá para que este tipo de comportamiento continue. Esto va desde la criminalidad de poca monta hasta la de cuello blanco y banqueros. Hay que hacer psicoprofilaxis infantil, cosa que en CESDU centro de desarrollo humano, dan muy buenos cursos Rosa María Paliza y Miguel Fincheira. Recomendado para todos en especial para los que quieren ser padres y madres.

    • Beatriz Ferrer dijo:

      Muy interesante tu comentario Chloé. Precisamente las interrogantes me vienen porque supongo que existe una predisposición de los individuos a actuar de determinada manera una vez llegan al poder, fundamentada en las experiencias vividas desde la niñez (y por supuesto no tratadas a tiempo). Basta analizar la crianza de gobernantes orientados hacia al bien de su pueblo, y gobernantes que una vez llegan buscan su autopromoción. Luego el tema de la psicoprofilaxis, término que leo por primera vez en tu comentario, me parece fascinante. Gracias por el aporte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s